Si considera que ha llegado el momento de tomar terapia psicológica por cualquier motivo, aprenda desde un principio a obtener el máximo beneficio de ello. El primer paso es que debe depositar una confianza absoluta en el terapeuta, ya que se encargará de velar por su salud mental y emocional.

Tras cerciorarse de que acudirá con la mente abierta, el siguiente paso es notificar con antelación siempre que no vaya a acudir a alguna sesión, de no hacerlo, se restaría seriedad y credibilidad al proceso. Otra recomendación es que pregunte todo lo que no entienda, de lo contrario, el especialista dará por sentado que se está evolucionando favorablemente.

Un psicólogo no es un mago ni adivino, así que no sabrá sus pensamientos si usted no se los dice. Hable y practique todos los ejercicios que le deje, el éxito de cada terapia obedece en gran medida a la proactividad de cada paciente.

Una vez comprendido lo anterior, le invito a comunicarse conmigo: Natalia Tamayo Gastélum Psicóloga, le daré una atención personalizada desde el primer instante y resolveré todas sus dudas.