La terapia psicológica puede ser de distintos tipos según sea su método de realización y acercamiento hacia el paciente. Anteriormente platicamos de la terapia cognitivo – conductual, en esta ocasión abordaremos en qué consiste la terapia Gestalt.


La terapia Gestalt tiene como objetivo principal que el paciente se enfoque en el ahora para que de esta manera puede generar una concordancia entre lo que siente, piensa, dice y hace. Este tipo de terapia pertenece a la corriente humanista de la psicología, la cual no sólo sirve y promueve para el tratamiento de salud psicológica de los pacientes, sino también para desarrollar su potencial humano.


Para entender de manera generalizada en qué consiste la terapia Gestalt, basta con conocer sus tres principios básicos, los cuales son los siguientes:


El conocimiento de uno mismo


Es cuando el paciente se conoce a sí mismo que puede saber y entender por qué reacciona, siente y se comporta de la manera en que lo hace. Al reconocerse a sí mismo en ese nivel de profundidad, es posible ver la realidad de su vida para así actuar de otra manera, misma que lo llevará a su mejora y desarrollo.


La importancia del ahora


Para la terapia Gestalt lo más importante es el presente, el momento que se está viviendo en cada instante. El pasado y el futuro sólo son proyecciones del ahora por lo que, es la forma en la que se vive el presente, lo que influye y moldea la visión del paciente sobre su pasado y futuro.


La asunción de responsabilidad


Cuando el paciente asume la responsabilidad de sus pensamientos y actos, así como de su vida en general, logra aumentar su autonomía y sólo entonces es capaz de conocer sus habilidades y potencial como ser humano.


¿Le interesa este abordaje de la psique humana? La psicóloga Natalia Tamayo Gastélum es experta en la terapia Gestalt. Si desea agendar una cita, puede ponerse en contacto aquí.